En pleno verano y listos para para las vacaciones no se nos ocurre mejor momento para laminar las lunas y sacarles el máximo partido,  y es por ello que os vamos a contar todo lo que debeis saber sobre el tema.

Antes de nada convendría aclarar la diferencia entre cristales tintados y laminados, ya que aunque parezca que se trata de lo mismo, no lo son:

Los cristales tintados son aquellos en los que el propio vidrio tiene un color debido a su composición.

Los cristales laminados pueden ser transparentes, como el parabrisas, o tener el color y aspecto que queramos mediante la aplicación de una capa acrílica por un lado y una capa adhesiva y un protector por el otro.

Ventajas e inconvenientes de los cristales laminados:

Ventajas:

Reducen la incidencia del sol dentro del coche: Esto supone que la temperatura en el habitáculo sea menor, que el climatizador trabaje más eficientemente y que el interior de nuestro vehículo se conserve mejor.

Estética: es innegable que en ciertos coches el efecto que causa unos cristales oscurecidos es realmente bonito y realza su estética.

Seguridad en caso de rotura: Por ley solo el parabrisas delantero debe ser laminado. Es así porque de este modo, en caso de rotura no se desprenden los trozos del vidrio sino que se quedan pegados a una capa de material plástico que está integrada entre las dos capas de vidrio del parabrisas. Mediante la laminación de nuestros cristales posteriores estaremos mejorando la seguridad en este sentido de una manera más eficaz.

Intimidad: los cristales oscurecidos hacen que sea más difícil que nos vean desde fuera lo que también nos puede ayudar ante posibles robos.

Confort interior: Evita accidentes, ya que, además, evitan el cansancio ocular y consiguen que el efecto de deslumbramiento sea inferior sobre todo en los más peques que debido a su tamaño sufren mayor proyección de los rayos del sol.

Desventajas:

Reducen la visibilidad: al dejar pasar menos luz, los cristales tintados reducen la visibilidad. Éste es el motivo por el que en España está prohibido el oscurecer el parabrisas o las ventanillas delanteras.

Tienden a despegarse o agrietarse: los laminados que no son de serie tienden a despegarse si no se aplican correctamente, los de peor calidad tienden a agrietarse y encogerse con el tiempo y la radiación solar. Por ese motivo debemos acudir a un profesional y fijarnos siempre en el periodo de garantía que nos ofrece, lo cual es un indicio claro de la calidad del laminado.

Informar a nuestro seguro de la instalación de dichas láminas, para en el caso de rotura de alguna luna nos abone también la lámina, lo cual supondrá con casi total seguridad un aumento de la prima.

¿Un coche con cristales tintados puede pasar la ITV?

Todo el que ha tintado las lunas delanteras o traseras de su coche ha acudido a la ITV con miedo de no conseguir un  resultado favorable. Por eso es importante que, antes de hacer nada en su vehículo, conozca la normativa aplicable para que luego no se encuentre con problemas de difícil solución.

Según la ley actual, está estrictamente prohibido tintar las lunas delanteras del coche, es decir, tanto el parabrisas como el cristal del conductor y del copiloto, así como en 180º alrededor del campo de visión del piloto. El no cumplimiento de esta normativa puede suponer una sanción económica.

Además cuando vayas a pasar la ITV debes tener en cuenta lo siguiente:

Certificado de homologación: los cristales laminados tienen que estar homologados. Es el documento de que cumple con los requisitos fijados por el Ministerio de Industria, con las características de la lámina y del coche. El certificado lo debe dar el taller instalador y lo expide la marca de la lámina que se ha instalado. Se recomienda llevarlo siempre junto con la Tarjeta ITV

Todos las lunas tienen que llevar un sello. Éstos son puestos en el momento de instalarlas. Los tipos de sellos dependen de la marca y modelo de lámina. Pueden ser con pistola de arena, adhesivos, etc.

En la actualidad ya no es necesario pasar una inspección extraordinaria para que la ITV homologue la instalación de los cristales tintados, ni es necesario que se refleje en la ficha técnica del vehículo ni tampoco un certificado especial del taller en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *