El pasado 20 de mayo ha entrado en vigor la nueva reglamentación de las Inspecciones Técnicas de Vehículos. La actualización del reglamento trae consigo algunas novedades a tener en cuenta a la hora de pasar la ITV. La más destacada es el uso de herramientas de lectura de diagnostico que puedan comprobar el estado de diferentes sistemas de seguridad electrónicos y el control de emisiones. Esta prueba se realizará de forma complementaria al test de emisiones reales del tubo de escape, que mantiene iguales los límites de emisiones establecidos y los gases nocivos que se controlan en la ITV.

La nueva reglamentación trae una serie de ventajas para el usuario. La primera es que se puede escoger libremente en que estación de ITV se quiere pasar la segunda inspección en caso de no haber superado favorablemente la primera. Hasta la entrada en vigor de la nueva normativa, el usuario estaba obligado a pasarla en el mismo centro donde había llevado su vehículo y había sido rechazado en primera instancia por dicha ITV.

Otra ventaja a destacar es que se podrá pasar la inspección con 30 días de antelación sin tener que modificar la fecha de la siguiente inspección. Es decir, que realizar la ITV con antelación no perjudicará ya que se respeta el vencimiento. Este es un aspecto que desde hace años ha sido reclamado por los usuarios. Ahora, siempre que se pase con menos de un mes de antelación, la fecha se mantiene la misma de la anterior revisión.

Los vehículo pueden obtener las mismas calificaciones que antes, es decir, favorable, desfavorable (con defectos graves) o negativo (con defectos muy graves). Una vez superada la ITV, los vehículo deben obligatoriamente exhibir el distintivo V-19, que se entrega tras la inspección, en el ángulo superior derecho del parabrisas. Además, hay que llevar a bordo el informe que se entrega tras el examen ya que puede ser requerido por los agentes de tráfico. Si al vehículo se le han encontrado defectos graves será inhabilitado para circular, excepto para su traslado al taller y vuelta a la ITV para una segunda revisión. Si los defectos son muy graves, el vehículo no podrá circular de ninguna manera y tendrá que acudir al taller en una grúa.

En cuanto al precio, este será establecido periódicamente por cada comunidad autónoma y los diferentes precios según el tipo de vehículo serán publicados por el Ministerio de Economía. Tras un accidente de puede exigir que el vehículo pase por una inspección extraordinaria aunque no sea la fecha que le corresponda. En cuanto a los vehículos históricos también hay un cambio importante. Desde ahora, la antigüedad mínima para que un modelo pueda recibir esta denominación legal será de 30 años en lugar de los 25 años que establecía la normativa hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *